¿A quién dejaré en herencia mis contraseñas de Facebook, Twitter…?

¡Puntúa este post!

Imagino que muchos se habrá preguntado qué pasa con nuestros “restos sociales”, las contraseñas de facebook, twitter o la actualización de su blog una vez que ha pasado a mejor vida. Yo lo he hecho, de verdad. Y que una empresa web ofrezca estos servicios de gestión me parece, por un lado, una muy buena idea (hay mercado, está claro) porque el legado no desaparece, si no que se transfiere; y por otro lado, curiosa, porque algunos extras de esta web sueca incluyen una carta online de despedida o el estado “postmortem”. Imagino que esto último se adecua a un público más freak.

La idea de que tu legado no se pierda me parece la clave de esta propuesta 2.0. Algo tan personal como una contraseña y todo lo que conlleva (mensajes, tweets, contactos, contenido, etc.) pueda ser delegado en alguien en el que confías para que haga uso de él no puede ser tomado a la ligera. Este es un acto de confianza e integridad. E incluso de reflexión. Yo no se a quién dejaría en herencia mi vida virtual, y tú?

Deja un comentario.